Pro-Arte (18)

No comenté en mi entrada pasada cuando llegué al año 1952, el comienzo del período presidencial de Dulce Ma. Blanco de Cárdenas, una heroina más en lo que se refiere a tratar de mantener viva la cultura en Cuba.

Dulce ausmió la presidencia en mayo de 1952, cuando cesó el período presidencial de Nena Velasco. El reglamento de Pro-Arte había sido cambiado en 1948, y desde entonces las presidentas solo podían re-elegirse por un período más, o sea que cada mandato duraba solamente 4 años.  Dulce tomaría las riendas de Pro-Arte en un momento difícil, por el malogrado cuartelazo de Batita a Prío ocurrido en marzo de 1952, pero por todas las desgracias que después trajeron al país, en ese momento nuestra bella isla estaba floreciente, y Pro-Arte, por ende, también.

Dulce era esposa de Raúl de Cárdenas, quien a su vez había sido vice-presidente  de la república durante el período gubernamental (desastroso, si se me permite decirlo) de Ramón Grau San Martín, y era una dama encantadora, cantante a su vez, con bella voz de soprano.

A pesar de que a Dulce le interesaba el ballet, ya que su hija nayor Fina de Cárdenas, había sido alumna de Yavorsky y  Milenoff, llegando  hasta la época de Alberto y Pat (Denisova), las presiones del resto de la directiva creo  llevaban a Dulce a la ópera, y desde el año 1955 hasta 1958, solo la Escuela aparecería en las funciones de fin de curso. Pero estoy relatando 1953, y en diciembre de ese año, Alberto ofreció un estreno cn la escuela: “Nocturnos” de Debussy, con coros en el foso de la orquesta, dirigidos por Paul Csonka.  La obra llevó de solistas a Elena, Trápaga, junto a Beatriz Durán (afamada como parte del dúo de la T.V.  en Jueves de Partagás,  conocido como Juliette y   Sandor), Leonela González, Hilda Riva, Georgina Esteva y Elena Anaya. También fue presentado  “Bello Danubio” de Leonide  Massine, con música de Strauss, con la Durán, Elena, Trápaga y Rogelio Rodríguez.

A pesar de que desde 1954 hasta 1958, como he dicho antes, solo se presentó la escuela en Funciones de Fin de Curso, en la función  de la escuela de 1957, Alberto montó sobre la música de los Valses del “Caballero de la Rosa” de Richard Strauss, una bella coreografía con Elena como solista, para las alumnas adelantadas, entre las cuales aparecían Loipa Araújo, Josefina Méndez y Susana Quirch,un trío magnifico de futuras bailarinas, al menos Loipa y Joefinita , ya que Susana no siguió por ese camino, después que regresara de un viaje que haría  con permiso de la escuela de Pro-Arte, para participar en una función del ballet “Coppelia” que el BAA ofrecería en Los Angeles ese año . Nunca se supieron las causas de la deserción de Susanita de lo que parecía ser una carrera muy prometedora para ella.

Desde ese año de 1957, la directiva estaba en tratos con Margot Fonteyn y su partenaire, Michael Somes, para que bailaran en Cuba el segundo acto de Lago de los Cisnes, con motivo de la celebración de Pro-Arte ese año, y ya estaban los contratos firmados, cuando, sorpresivamente, la Fonteyn canceló el contrato, aludiendo  motivos de salud. Esa creencia sería aceptada y circularía por muchos años hasta hace poco, cuando ya muerta Fonteyn, aparecieron historias sobre sus inclinaciones a los pensamientos radicales y revolucionarios de su esposo, el panameño Tito Arias. Desde entonces no es difícil pensar que Arias fuera simpatizante con las guerrillas de Castro, en sus finales luchas entonces en la Sierra Maestra de Cuba, y ese fuera el mayor motivo para que la tal cancelación ocurriera.

Sin embargo, la función se celebraría en febrero de 1958, y sería la última gran función de la escuela (que poco yo me lo imaginaba en aquel momento), apareciendo en el programa “Arabescos”, de Debussy, bella coreografía de Alberto, con las alumnas adelantadas, “Petit Ballet” sobre las “Cuatro Estaciones” de Glazunov, con Elena y Víctor Álvarez, bailarín uruguayo radicado en Cuba, y el segundo acto de “El Lago de los Cisnes” (que Fonteyn estaba supuesta a venir a Cuba a bailar), con Alicia Markova y Michael Maule, que se pudieron conseguir casi a últma hora, ya  que la función había sido anunciada profusamente,

Regresando a 1954, en enero de ese año, Pro-Arte presentaría dos óperas por cantantes  cubanos: “Bastián y Bastiana” de Mozart, con Dora Carral, María Teresa Carrillo y José Le Matt  como el trio de intérpretes. También subiría a escena el estreno en Cuba de “Amahl and the Night Visitors”, ópera de Gian Carlo Menotti, que había sido recientemente estrenada en la T.V. estadounidene. En los papeles principales aparecieron Marta Pérez, Ana Margarita Martínez Casado, José Le-Matt, Ernesto Rosell y Carlos Fernández Ledón. Esta ópera se repitiría al año siguiente, con Marta, Ana Margarita, y Fernández  Ledón, pero Roselle y Le Matt serían sustituidos por Ignacio Ruffino y Carlos Ruffino (del famoso Cuarteto Ruffino, de fama en la T.V. y en Tropicana).

La junio de ese año, la temporada de ópera presentaría “Madama Butterfly”, “Carmen”y “Barbero de Sevilla” y “Werther”, con cantantes como Irma González, Oralia Domínguez, Roberta Peters, Richard Tucker, Robert Merrill, Cesare Valetti Daniel Duno, Nicola Moscona y entre los cantantes cubanos aparecieron Dora Carral , Jósé Le Matt e Ignacio Ruffino.

Las temeporada de ópera presentadas en 1955 incluían “La Boheme”, “Traviata”, “Andrea Chenier” y “Aida”,  con los cantantes Antonietta Stella, Dorothy Kirsten, Kurt Baum, Gianni Poggi, Aldo Protti, Thelma Altman, Hertha Glatz, José Sosa y los cubanos Mercedes Aldama, Jezús Zubizarreta, Waldo González, Carlos Astiazaraín y Alberto Pujol.

En enero de 1956 se presentaría una ópera con artistas del país: “Cosi Fan Tutte”, llevaría en el elenco a Zoraida Morales, María Teresa Carrillo, Marta Pérez, José Le Matt, y John Jones.

En mayo de ese año cesaría Dulce como presidenta, tomando las riendas de Pro-Arte Conchita Giberga de Oña, hija de la fundadora y primera presidenta de Pro-Arte, Ma. Teresa García Montes de Giberga.

La temporada de ópera de ese año incluiría “Lucia di Lammermoor”, “Tosca”, “Rigoletto” y “Don Carlo”, con Antonietta Pastori, Antonietta Stella, Nell Rankin, Aldo Protti, Norman Treigle, Ricardo Turrini y los cantantes cubanos José Sosa, Ana Menéndez, Daniel Escudero, Ramón Saíz, José Le Matt, Jesús Hernández, Waldo González, Marta Pineda, Moisés Albert, Margarita Mier y  Berta González.

En enero de 1957 subierono a escena dos óperas con artistas cubanos. Ellas fueron: “El Rapto de Lucrecia” de Britten, y “Angelique” de Ibert. Los intérpretes incluían a Marta Pérez, Marta Pineda, Zoraida Morales, Rosaura Biada, Ana Margarita Martínez Casado, José Le Matt, Fred Cushman, Daniel Escudero, Jesús Zubizarreta, Carlos Enrique, Ana Menéndez, Olga Valdés, Waldo González, Humberto Diez y Aida González.

En la temporada de junio de ese año, apareció en La Habana por vez primera Renata Tebaldi. Las óperas presentadas fueron: “Traviata”, “Payasos”, “El Secreto de Susana”, “Tosca”, y “Aida”. Tebaldi cantaría en “Traviata” “Tosca” y “Aida” con Brian Sullivan Walter Cassell, Barry Morell, Roberto Turrini, Nell Rankin y Norman Treigle, y los cubanos José Le Matt, Ana Menéndez y Fred Cushman, En “Payasos” y “Susana”, aparecerían   
Mario Ortica, Gloria Lind, Ralph Herbert, Cassell, Laurel Hurley y el cubano Humberto Diez.

En marzo de 1958, se presentó “El Matrimonio Secreto” de Cimarosa, con todo  un elenco de cantantes cubanos que incluían a María Teresa Carrillo, Marta Pérez, Gladys Puig, José Le Matt, Giulio Romano y Humberto Diez. Se me había pasado contar que los coros de las temporadas con artistas extranjeros eran responsabilidad de  Paul Csonka, mientras que Csonka era el director de las funciones de ópera con artistas locales.

En diciembre de 1958, se celebrarían con gran esplendor los 50 años de fundada Pro-Arte, editándose una hermosa revista con el historial de la entidad, incluyendo las presidentas y las tres escuelas (dos desaparecidas hacía ya tiempo). No obstante, el broche  de oro en celebracón de los 50 años, sería por todo lo alto con la ópera “Manon” de Massenet, cantada por Victoria de los Ángeles, Giuseppe Campora, Martial Singher, Andrew Foldi y los cubanos Gladys Puig, Humberto Diez, Jesús Zubizarreta, Luis Carvajal, Orlando Hernández, Matilde Ros y Margarita Mier.

Hoy dejo aquí mi relato, que Dios mediante, prometo continuar mañana.

Advertisements

One response to “Pro-Arte (18)

  1. Qu bueno, que esta escribiendo seguido.
    Esperare el comentario de manana.
    Estelita

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s